lunes, 26 de febrero de 2018

MÉTODO PETIT SINGAPUR


 
Muchos de los papas nos preguntáis que es eso del método Singapur y que conseguimos con él. Desde el Colegio  Miralmonte hemos apostado por este método ya que coincide con la metodología  que utilizamos.
Las matemáticas son tan importantes en la vida de los niños, como complicadas para algunos de ellos. Pero el mundo que nos rodea está influenciado y gira en torno a ellas: desde identificar cualidades de las cosas que nos rodean, hasta la realización de una simple compra forman parte de nuestro día a día.
En la Escuela Infantil Miralmonte pensamos que los niños deben estar motivados para hacer frente a estos aspectos, que le serán de gran ayuda en sus propias vidas.
Con Pettit Singapur el niño aprende por sí mismo, a través de situaciones presentes en su entorno más cercano. Un niño que confía en sus posibilidades y que se siente cómodo será capaz de mostrarse más receptivo en el proceso de aprendizaje. Y que mejor manera que aprender a través del juego que ellos tanto conocen, así conseguiremos que aumente su autoestima y confianza, lo que dará como resultado la consecución de los objetivos que nos propongamos. Y es así como trabaja este método. El Pettit Singapur respeta la imaginación de los niños, potenciándola y fomentando que se exprese libremente.
La imaginación de un niño no tiene límites y sirve  de guía para que las actividades sean dinámicas y atractivas para ellos.
La seño se pone en  lugar del niño, piensa como él lo haría y es que la mente de un niño no tiene muchos de los prejuicios que tenemos los adultos y esto en ocasiones obstaculiza el aprendizaje.
El Método Singapur no se centra en objetivos específicos sino en el  desarrollo del pensamiento lógico-matemático.
Ir paso a paso, respetando el nivel madurativo de los niños para conseguir un aprendizaje sólido. Porque aprender no debe de ir separado de divertirse ya que divirtiéndonos siempre aprendemos



 

No hay comentarios:

Publicar un comentario